Congreso del Futuro
PEQUEÑO GIGANTE DE LA ROBÓTICA

PEQUEÑO GIGANTE DE LA ROBÓTICA

UN NIÑO LLAMADO IKER

Iker es un niño, un pequeño de 11 años que sorprende al hablar. Seguro de sí mismo y lo que quiere en el futuro. Le gustan los animales, así lo demuestra cuando habla de sus 2 perros, Bolt y Snow, fieles amigos de su vida diaria y en los que piensa cuando se refiere a la robótica.

A sus 11 años irá a un mundial, ¡sí! y por primera vez, ya que Iker es el más pequeño del equipo, algo raro si consideramos que la edad de ingreso al grupo, “Corazón de Chileno”, es de 14 años,  pero hay algo en él que encanta. Bien cuenta que a los 3 años desarmaba las radios de su papá y si bien no lo retaban, él disfrutaba con los cables y conexiones. Un inicio que  fue observado por su madre con atención y que permitió que a los 6 años le regalaran un kit de robótica, un trampolín a lo que es hoy. 

A los 9 años su mamá, observando su interés en esta parte de la tecnología, buscó lugares donde pudiera desarrollar su pasión y aunque encontró uno en el que estuvo 2 años, “Corazón de Chileno” llegó por arte de magia. Actualmente, cursa 6to básico en el British Royal School de La Reina y le gustaría estudiar programación en videojuegos, pero antes espera darle un gusto a Bolt y Snow, desarrollar un comedero automático para perros que avise al dueño cuando éstos no tengan comida, una máquina que podríamos ver en pocos años más ya que Iker y la robótica se han transformado en amigos inseparables.