Congreso del Futuro
FF.AA. COMPROMETIDAS CON NUEVO MINISTERIO DE CyT

FF.AA. COMPROMETIDAS CON NUEVO MINISTERIO DE CyT

Trabajo mancomunado, descentralización e innovación fueron las materias abordadas en una nueva sesión de la Comisión Desafíos del Futuro del Senado destinada a conocer la visión se diversos actores pertenecientes al sector público- privado, en torno al proyecto de ley que crea el Ministerio de Ciencia y Tecnología.                 

Destacando la contribución que realizan el Ministerio de Defensa y las Fuerzas Armadas, las universidades regionales y Corfo a la investigación y desarrollo de la ciencia, tecnología e innovación nacional, la Comisión Desafíos del Futuro del Senado continuó la ronda de audiencias destinadas a conocer las visiones de los sectores público-privado en relación al proyecto de ley que crea el Ministerio de Ciencia y Tecnología.

Durante la sesión, presidida por el senador Guido Girardi y en la que participaron los legisladores integrantes de la comisión Carolina Goic (DC), Francisco Chahuán (RN), Alfonso De Urresti (PS) y Juan Antonio Coloma (UDI), además del senador Antonio Horvath; el ministro de Defensa, José Antonio Gómez, hizo un llamado a no dejar fuera del Comité Interministerial de CyT a la secretaría de Estado que representa ya que “permitiría el traspaso de conocimiento e información de las FF.AA., especialmente, en temas que son relevantes para el país como el proceso productivo, por nombrar algunos”.

Imagen foto_00000001Asimismo, señaló que actualmente se encuentra trabajando de manera colaborativa con las FF.AA. en materias que involucran la normativa analizada. “Desde que se implementó (2011) la ley n° 20.424 que otorgaba a la subsecretaría de Defensa una división donde existían temas de desarrollo, tecnología, innovación e industria a la defensa, hemos elaborado una serie de proyectos y programas en relación al tema”, manifestó Gómez.

El secretario de Estado argumentó que -a partir de 2016- la repartición que representa ha realizado políticas en torno a la materia expuesta argumentando que “estamos trabajando en la idea de llevar a cabo un centro de investigación de ciencia y tecnología en conjunto con la Fuerzas Armadas y si bien, cada una de ellas tiene su propia estructura, desde el Ministerio queremos generar una que permita desarrollar tareas”.

De la misma forma, Gómez destacó la colaboración de las ramas castrenses y  resaltó “su gran capital humano capacitado, en Chile y el extranjero, en áreas como la tecnología e innovación y que están relacionados con la defensa y seguridad (…) A ello se agrega la contribución que han tenido como operadores de un sistema que requiere la participación de las FF.AA. en el desarrollo de diversas tareas: por ejemplo, en materia aeroespacial donde la participación de la Fuerza Área, a través de sus organismos, ha sido muy relevante.”

En tanto, el subsecretario de Defensa, Marcos Robledo, indicó que “la creación del Ministerio de CyT si bien es oportuna, parece importante que vaya socializando lo que va hacer -en un futuro cercano- una demanda de investigación importante que puede ser perfectamente desarrollada por las instituciones de defensa con universidades, como con el centro de estudio o por empresas,  como parte de un diseño de políticas de desarrollo de carácter más nacional”.

FF.AA. TRABAJANDO POR LA CIENCIA

Imagen foto_00000002El comandante en jefe del Ejército, general Humberto Oviedo, manifestó que “la institución cuenta con un sistema de investigación estructurado que tiene una intensa relación con universidades chilenas y organizaciones internacionales, lo que permite agregar valor a la integración del Ministerio en este proyecto de ley“.

El general Oviedo manifestó que “al incorporarnos formalmente a través del Ministerio podrían agilizarse proyectos que se hacen con las universidades o con Ejércitos de otros países, tales como ocurre con Alemania, Israel y Estados Unidos, tanto en la ciencia de las comunicaciones, la ciberseguridad, por nombrar algunos”

En materia médica, “el Ejército ha sido un aporte”, así lo señaló su Comandante en Jefe.  “Hoy tenemos un convenio con la Universidad Católica de Chile, a través de Alexis Kalergis, quien está explorando la vacuna del virus sincicial, trabajo del que somos parte a través de muestras y cooperación con el laboratorio que tiene el Hospital Militar, y a futuro con la vacuna contra el virus hanta que para nosotros es un elemento vital”.

Por su parte, el comandante en jefe de la Fuerza Aérea de Chile, general Jorge Robles, señaló que esta es una gran oportunidad considerando que “contamos con un centro de tecnológico y de innovación con varios convenios, a nivel nacional e internacional, donde existe gran capital humano y un desarrollo espacial que nos ha puesto en una situación regional de primer nivel que no podemos perder debido a que el aporte en materia científica -como defensa- es de alto nivel”.

El contraalmirante Cristian Barros, quien representó al comandante en jefe de la Armada, el almirante Enrique Larrañaga, señaló que el proyecto de ley es necesario para el país. “Como institución tenemos la capacidad tanto como base, los medios marítimos, la gente,  laboratorio y recurso humano como para aportar a la ciencia y tecnología del país”.

El representante de la Armada manifestó que “identificamos aspectos relevantes como la conformación del sistema de ciencia y tecnología, el que hemos bautizado como un ecosistema donde la generación de la ciencia, la investigación fundamental y aplicada en la Academia, llegue a los usuarios finales, estimamos que ese ciclo virtuoso debe existir  amparo de una gran visión como país”.

¿INCORPORAR LA INNOVACIÓN?

Imagen foto_00000003El presidente de la comisión Desafíos del Futuro, Guido Girardi,  manifestó que se debe definir si el Ministerio en estudio es de Ciencia y Tecnología o Ciencia, Tecnología e Innovación. “En Chile, no hay una definición de política de ciencia adecuada para el siglo XXI que enmarque lo que debiera ser un Ministerio de estas características, no existe una visión pre-elaborada que permita ver que lo que sucede con la falta de desarrollo de las ciencias, por ejemplo, en los territorios”.

Por esa razón, “este debate se hace importante ya que no se piensa en un Ministerio sólo de ciencias duras ya que el vínculo entre las ciencias básicas y aplicadas no tiene fronteras, especialmente si consideramos que, para luchar contra el cáncer las mismas ciencias básicas serán las tecnologías que permitirán prolongar la vida”, agregó Girardi.

El integrante de la instancia legislativa, senador Francisco Chahuán, dirigió su alocución las universidades regionales  solicitando “no tener miedo a plantear la necesidad de descentralizar este proyecto de ley, ya que si bien hay un esbozo sobre los encargados regionales o macrozonales, aquí se debe hacer un esfuerzo importante en materia de educación superior con el fin de retener el talento que por buscar oportunidades laborales abandona la región”.

El senador Antonio Horvath, representante de la región de Aysén, aludió a que este proyecto “no se hace cargo de necesidad de las regiones, las cuales constituyen verdaderos laboratorios regionales para todos los temas, especialmente, lo que tiene relación con la Patagonia.”

OTROS INVITADOS

DESCENTALIZACIÓN PARA UNIVERSIDADES REGIONALES

El presidente de la Agrupación de Universidades Regionales (AUR) y rector de la Universidad de Playa Ancha, Patricio Sanhueza, manifestó que “uno de los grandes desafíos es la descentralización del I+D+i “,  aseveración que hizo al plantear que las regiones aportan 40-45% de la ciencia en Chile y por ello,  a su juicio,  este Ministerio debe tener representantes en cada región, como los demás ministerios.

Por la misma razón, Sanhueza llamó a “disminuir la concentración territorial y también institucional de I+D+i como un factor clave para el desarrollo del país, es decir, el conjunto de regiones que lo constituyen (…) Asimismo, se deben fortalecer las capacidades de I+D+i en regiones con menor desarrollo relativo y particularmente las extremas”.

Para la autoridad académica este proyecto “permite fortalecer la actual institucionalidad sectorial y crear otra nueva, ayuda a mejorar la coordinación interministerial, la participación y diálogo con actores públicos y privados; y plantea la posibilidad de diseñar políticas de Estado dotadas de recursos para el mediano y largo plazo, que se alejen de los magros presupuestos actuales”.

CORFO Y LA INNOVACIÓN

El Vicepresidente Ejecutivo de Corfo, Eduardo Bitrán, señaló que uno de los temas ausentes en el debate del proyecto de ley que crea el Ministerio de CyT es la innovación. “Chile tiene un problema en torno a este tema ya que el número de empresas que la realiza es bajo (…) El gasto del mundo empresarial es miserable, es decir, la relación en inversión de I+D que realiza el mundo productivo es 10 a 1 sobre lo que hacen en promedio los países del a OCDE”

Asimismo, Bitrán  manifestó que “Chile destaca en otras áreas como por ejemplo: tiene muy buen estándar de productividad científica medido en papers y en impacto (...)  Por esa razón, tanto en Corfo y el Ministerio de Economía, han trabajado para abordar estos desafíos desde el desarrollo productivo ya que no basta con instrumentos neutrales sino tener un foco para poder crear masa crítica”.

Es así como el representante de Corfo destacó las singularidades existentes en nuestro país. “Éstas le generan al país una enorme oportunidad para lo cual se requiere hacer un esfuerzo de innovación que permita aprovecharlas. Uno de esos casos es contar con el desierto más árido del mundo, que nos permite tener los cielos más limpios del mundo, los cuales nos facilitará -al año 2030- contar con el 70%  de la observación astronómica del planeta”, agregó.

 Britrán indicó que existe un círculo virtuoso de lo que el país hace en términos de investigación científica. “Se ha creado un espacio denominado de Quíntuple Hélice en el que participan: la Academia, la Empresa, el Estado, la sociedad civil y el cambio climático,  este último es un driver fundamental para la innovación en todo ámbito y debe estar presente en todo que planeemos, estratégicamente, en término científico y tecnológico”.

“Sólo será posible aumentar los recursos para ciencia, tecnología e innovación si fortalecemos el pilar de innovación productiva”, concluyó.