Congreso del Futuro
ESTUDIANTES CHILENOS CAMBIAN LA CARA AL FUTURO

ESTUDIANTES CHILENOS CAMBIAN LA CARA AL FUTURO

Macarena Abarca (15), Javiera Martínez(17), Fabián Mendoza (16), Oscar Ferrada (17), Laura Ortiz (15), Iker Vara(11) y el coach José Ignacio Fernández (38) son las mentes brillantes de la robótica escolar chilena quienes representarán a nuestro país en el “FIRST Global Challenge”, que se realizará del 14 y 17 de julio, en Estados Unidos.

 

Con el respaldo de Congreso Futuro, 6 estudiantes chilenos provenientes de Santiago y Valparaíso serán los encargados de representar a nuestro país en las primeras olimpiadas internacionales de robótica, denominadas “FIRST Global Challenge”, a desarrollarse entre el 14 y 17 de julio en Washington DC, EE.UU.

Imagen foto_00000005A este evento, cuya convocatoria alcanzó a 167 países y que se realiza por primera vez en el mundo, asistirá un equipo compuesto por niños y jóvenes –entre 11 y 17 años- los cuales fueron seleccionados tras su destacado rendimiento reflejado especialmente en los resultados obtenidos - para Chile- en los diferentes mundiales de robótica que se llevaron a cabo en Norteamérica durante el pasado mes de abril.

Como es habitual en este tipo de concursos, la organización del mundial ha planteado a los competidores un desafío el cual,  para este 2017, se ha denominado “PROPORCIONAR ACCESO A AGUA LIMPIA”, poniendo en primera línea un tema que afecta a diversos países del mundo no sólo por la escasez y contaminación sino por la distribución irregular en las ciudades o en actividades como la minería y la agricultura.

El representante de la Comunidad Nacional de Ciencia e Innovación (CON-CIENCIA) y colaborador de este equipo chileno, Nicolás Riquelme, argumentó en sí “se trata principalmente de poner a los estudiantes en una simulación de un sistema de  descontaminación de agua desarrollado por robots. En la oportunidad habrá pelotas naranjas, las que representan las moléculas de agua contaminada y otras de color azul que representan las moléculas limpias”. (REVISA AQUÍ LA COMPETENCIA)

Riquelme señala que "la idea es que los competidores puedan seleccionar las pelotas de agua contaminada y llevarlas arriba de un puente a un lugar donde se analice en un laboratorio, mientras que las correspondientes a las de agua limpia  tienen que ser llevadas a la reserva. Al finalizar la competencia, se realiza una inundación simulada donde los robots se deben proteger subiendo a la zona del puente e incluso si algunos pueden colgarse de una estructura parecida a un  tubo que les permita mantenerse a resguardo, obtienen una bonificación de puntos en el conteo final”.

Cabe destacar que si bien la sede inaugural del “FIRST Global Challenge” 2017 será en Washington DC, EEUU, los equipos chilenos de robótica iniciaron gestiones para que Chile se transforme en la sede oficial de la segunda edición de estas olimpiadas mundiales a desarrollarse en 2018 y así poder recibir a cientos de jóvenes -provenientes de más de 150 países-  ávidos de experimentar y formular propuestas y proyectos que permitan mejorar la ciencia, tecnología e innovación mediante la robótica.